CENTRO DE ESTUDIOS WILHELM REICH

INVESTIGACIÓN, FORMACIÓN, BIOTERAPIA

sábado, 27 de diciembre de 2014

Prefacio de una teoría funcional



Prefacio de LA BIOPATÍA DEL CÁNCER
(por su discípulo Chester Raphael)

La teoría de Reich, según la cual el cáncer no es primariamente un tumor
que aparece de forma misteriosa en un organismo por lo demás sano, sino
una enfermedad sistémica provocada por una inanición sexual crónica,
sorprenderá al lector medio, para quien los trastornos de la sexualidad, si
bien penosos, no son patógenos. También irritará a muchos que, por
prejuicios morales, consideran semejante asociación como algo ofensivo
e insostenible. Wilhelm Reich, con su infalible sentido para captarlas
elaciones entre todos los fenómenos naturales, dejó de lado esos
prejuicios e incluyó el orgasmo entre los temas dignos de seria
investigación. Sus estudios lo llevaron a buscar la verdadera naturaleza de
la energía que pone de manifiesto en el orgasmo, y a demostrar que dicha
energía no Sólo actúa en los organismos vivientes, sino que representa el
principio de funcionamiento común a toda la naturaleza.
En La función del orgasmo se describe el camino recorrido por Reich
hasta llegar al descubrimiento de esta energía omnipresente, a la cual él
denominó orgón. En el presente tomo, La biopatía del cáncer, Reich
detalla el proceso en sí del descubrimiento de la energía orgónica y revela
importancia práctica en el problema del cáncer. Contribuye así en una
medida muy importante a la comprensión de la más grave y
desconcertante de las enfermedades que aquejan hoy a la humanidad.
Aparecida por primera vez en 1948, La biopatía del cáncer es una
obra prácticamente desconocida hasta ahora. Su difusión fue muy
limitada y, por fin, una disposición oficial -según la cual los libros de
Reich debían ser retenidos o incinerados por un organismo estatal de los
EE.UU. -impidió la venta. Por fortuna, esta nueva edición revela una
creciente apertura a los enfoques innovadores respecto al problema del
cáncer.

La energía orgónica constituye la base de la teoría de Reich sobre el
cáncer. Dicha energía puede ser utilizada para el estudio de todos los
fenómenos naturales y para la investigación, tratamiento y profilaxis de
enfermedades. Lo lógico habría sido que la demostración de la existencia
de una energía cósmica -acerca de la cual el hombre ha especulado en el
curso de toda su historia- fuera recibida con expectante entusiasmo. Sin
embargo, la incapacidad del hombre medio para experimentar o entender
sus propias sensaciones corpóreas —que son manifestaciones del
movimiento de esa energía— lo llevó a rechazar la realidad de una fuerza
específica que gobierna su organismo. Por eso consideró el
descubrimiento de Reich, el de la energía orgónica, como una fantasía o
una superchería.
Uno de los principales impedimentos para la comprensión de la teoría
de Reich acerca del cáncer es el convencional enfoque mecanicista de la
enfermedad. Hasta hace relativamente poco —en realidad, menos de cien
años—, se atribuían las enfermedades a los efectos de la interacción de
muchas variables en el individuo y su medio. Sin embargo, con las
investigaciones de Pasteur y de Koch comienza a imponerse la "doctrina
dé la etiología específica", según la cual una enfermedad es provocada
por un factor específico, por ejemplo, una bacteria o un virus o una
deficiencia hormonal. La medicina moderna se basa en este enfoque
mecanicista, respaldado en la actualidad por generosas partidas oficiales destinadas a la investigación del cáncer. Él enfoque mecanicista goza de
ese entusiasta apoyo porque ha demostrado que se puede provocar una
determinada enfermedad en el animal de laboratorio, mediante un único
factor aislado, o que un procedimiento mecánico o una sustancia química
—con frecuencia descubierta por azar— pueden resultar efectivos para el
tratamiento de una enfermedad. Hay científicos prominentes que rechazan
tal enfoque y declaran inútil la búsqueda de un factor causal específico.
Con todo, la búsqueda prosigue.
Hoy se investigan varias "causas" del cáncer, entre otras teorías,
encontramos la del virus, la psicosomática y la bioquímica. Así algunos
investigadores están convencidos de que el cáncer es una enfermedad
infecciosa de origen virósico y creen que no tardará en desarrollarse una
vacuna. Otros han señalado la posibilidad de una etiología psicosomática
interaccional y han especulado acerca de la relación entre la aparición de
tumores malignos y la depresión física, la falta de agresión, etc. Otros,
por su parte, sugieren que ciertos factores psicológicos perturban el
equilibrio hormonal del organismo o deprimen los mecanismos de
inmunidad, contribuyendo así a la etiología del cáncer. Finalmente, en el
terreno de la bioquímica -en vista de que la falta de oxígeno parece
contribuir al desarrollo del cáncer- se están reconsiderando los olvidados
descubrimientos de Ótto Warburg, quien comprobó que los procesos
normales de oxidación sufren un daño irreversible en la célula cancerosa
y son reemplazados por procesos anaeróbicos.
A pesar del interés estimulado por estas distintas teorías, es evidente
que muchos interrogantes respecto de la etiología permanecen aún sin
respuesta y que muchos aspectos siguen siendo oscuros y confusos. Por
ejemplo: Si es verdad que los virus tienen una participación, ¿cómo y
dónde se originan éstos? Si hay algo más fundamental que la acción
virósica, algo químico, ¿qué es? Si las emociones intervienen en la
etiología, ¿cómo producen concretamente el cáncer? La relación entre el
cáncer y los virus, las emociones, la falta de oxígeno, etc., parece
indudable; pero ignora por qué medios y de qué manera tales factores
producen la transformación maligna de los tejidos.

Ante el desconocimiento de la etiología del cáncer, el tratamiento se
orientado en gran parte por los síntomas, y los resultados han sido
imprevisibles y, por lo general, desalentadores. En realidad, los
sufrimientos del enfermo de cáncer suelen deberse más a los medios
empleados para atar los síntomas, que a la enfermedad en sí. El tumor es
la manifestación más visible de la enfermedad y la mayoría de los
investigadores lo considera la enfermedad en sí; por eso, el tratamiento
consiste en su extirpación quirúrgica o en el intento de destruirlo por
medio de radiación de substancias químicas. El valor de éstas es objeto de
enconadas controversias. Por ejemplo, no se ha llegado nunca a un
acuerdo respecto a la cantidad de tejido que debe ser extirpado para tener
la seguridad de que no quedan células de cáncer que puedan invadir y
destruir los tejidos vecinos sanos. El doctor George Crile (h.), de la
Cleveland Clinic, ha comprobado que muchas intervenciones quirúrgicas
son excesivas y se ha lamentado de que "en nuestra prisa por extirpar el
cáncer mediante un uso indiscriminado de la cirugía, olvidamos al
paciente y hasta difundimos la enfermedad". A pesar de las evidentes
limitaciones que presenta el tratamiento de la enfermedad por medio de
una extirpación quirúrgica o una destrucción del tumor, la medicina
corriente considera que el tumor es el único blanco de intervención
terapéutica. Eso se debe a una premisa mecanicista, según la cual el
tumor aparece de novo en un organismo por lo demás sano.

En La biopatía del cáncer, Reich presenta una teoría funcional del
cáncer, que explica el origen y desarrollo de la enfermedad y brinda
posibilidades de tratamiento y, lo que es más importante, de profilaxis. Al
hacerlo, no excluye las especulaciones actuales sobre una relación de esta
enfermedad con la infección, con trastornos emocionales, y con daños en
10 11 el metabolismo celular, ni discute el valor de extirpar simplemente los
grandes tumores, etcétera. El supuesto "virus del cáncer" guarda una
indudable relación con los bacilos-T de Reich que producían tumores
cancerosos en los animales de experimentación. Esto no haría más que
brindar un fundamento a la actual teoría de la infección. Sin embargo,
para conformarse con el punto de vista de Reich, la teoría de la infección
debería contemplar el hecho de que el bacilo-T tiene un origen endógeno,
puesto que surge de la desintegración bionosa de la sustancia viviente.
(Por supuesto, esto no coincide con la teoría metafísica de los "gérmenes
del aire", considerados como origen de todas las bacterias.) La depresión
psíquica o la falta de agresión señalada por los psicosomaticistas es la
"resignación caracterológica" de Reich. Pero para Reich, la "resignación”
no es sólo un interesante descubrimiento que interviene de manera poco
clara en la génesis de la enfermedad; es la primera fase de un proceso de
encogimiento, producto de un trastorno en la descarga de energía sexual.
La actual teoría de la deficiencia de oxígeno a nivel celular,
originariamente señalada por Warburg, no es un descubrimiento aislado
sin explicación; según Reich, se trata de la expresión bioquímica interna
de una insuficiencia en la respiración exterior. En otras palabras, en la
teoría del cáncer de Reich estos y otros hechos no son elementos
inconexos ni aparecen en un orden arbitrario, sino que se presentan como
síntomas de una enfermedad sistémica, cuyo origen se debe a una estasis
crónica de la energía biológica del organismo. Ello significa que estos
elementos tienen un origen común y luego adquieren la capacidad de
funcionar en forma autónoma y por eso producen la impresión de poseer
una importancia etiológica primaria.

A diferencia de las demás explicaciones ofrecidas hasta ahora, la teoría
de Reich toma en cuenta todos los aspectos del cáncer. Reich no sólo ha
practicado las mismas observaciones que hoy se están encarando en
forma individual, sino que ha demostrado la existencia de una relación
funcional entre ellas, que la metodología mecanicista no pudo descubrir.
Lo trágico es que los descubrimientos de Reich fueron recibidos con
sorna, sin interés y, sobre todo, con indiferencia, cuando los hizo públicos
hace más de un cuarto de siglo, y que jamás se intentó examinarlos con
imparcialidad. Incluso el interés actual por las primeras obras de Reich —
que mantienen su vigencia en el clima social de nuestros días— no se ha
hecho extensivo a sus trabajos posteriores, vinculados con el
descubrimiento de la energía orgónica. A pesar de todo, quizás ese nuevo
interés estimule una recepción más favorable de su teoría del orgón y
posibilite la utilización de esa energía en el estudio y tratamiento de
enfermedades somáticas, como el cáncer.
Esperamos que La biopatía del cáncer no provoque un entusiasmo
místico ni un rechazo ciego. Reich previo estas posibles reacciones
irracionales ante su obra e insistió en señalar que la solución del problema
del cáncer por él propuesta no significaba haber dado con un medio de
curación. Pero pese a sus esfuerzos por evitar malentendidos y por
moderar las expectativas exageradas, se lo ha condenado y ridiculizado
por afirmaciones que jamás formuló, aunque predijo que se le atribuirían
sin fundamento. De su prólogo surge con toda claridad esa conciencia de
lo inevitable de las distorsiones y de las reacciones malévolas. Conviene
leerlo con detenimiento para evitar cualquier malentendido respecto a lo
que Reich realmente pretende. Además, para eliminar cualquier duda
subsistente, recomendamos al lector un atento análisis del último capítulo,
en el cual Reich subraya, una vez más, que la auténtica solución del
problema del cáncer reside más en la profilaxis de la enfermedad que en
su curación. Los medios para esta solución se encuentran, en primer
lugar, en el terreno social, pues la sociedad coercitiva es la que crea la
miseria sexual y el consiguiente estancamiento de energía biológica que
da origen al cáncer.

Chester M. Raphael, M.D.
Forest Hills, N.Y.
1973

martes, 7 de octubre de 2014

Morton Herskowitz

Al dr. Morton Herkoswitz tuve oportunidad de conocerlo en Montevideo. En aquel Congreso donde se celebraban los cien años del nacimiento de Wilhelm Reich, en 1997.
Estamos recibiendo su JOURNAL, que siempre lo reproducimos por la INTERNACIONAL REICHIANA (gruposyahoo)

Herkowitz fue paciente y discípulo de Reich en los '50. Ha creado el Orgonomic Science. Vive en Filadelfia, es psiquiatra y una de las personas más autorizadas en materia de orgonterapia.

La foto que podemos ver es en Orgonon- Maine, donde Wilhelm Reich, impartía sus cursos y había organizado dos Congresos Internacionales de su naciente ciencia: la orgonomía. Todo se hacía en un clima de informalidad y de contacto con la naturaleza, al lado de un lago.


XVI World Congress of Psychiatry – Schizophrenia from orgonomic perspective





domingo, 21 de septiembre de 2014

Wilhelm Reich y 'la guerra fría'




Alabanza Por James Martin de
Wilhelm Reich y La Guerra Fría:

"... La prueba documental de cómo la conspiración utilizado análisis de personajes encabezados por Stalin fue negativamente una visión más importante. En conjunto una excelente investigación. Felicitaciones."
        - Eva Reich, MD.

"Investigación a fondo de Jim Martin en la misteriosa vida y los tiempos-de Wilhelm Reich es una lectura atractiva y fascinante, también reúne a muchos de los nuevos elementos sobre la historia secreta de la Guerra Fría."
        - Dick Russell, autor de El hombre que sabía demasiado .

"... Un excelente trabajo en la excavación de nuevos hechos críticos que apoyan las afirmaciones más notables de Wilhelm Reich como hizo durante sus últimos años."
        - James DeMeo, PhD, científico naturalista y autor de Saharasia .

"... La investigación tenazmente a fondo y estilo atractivo lúcido ... una visión fascinante de los últimos años de la vida de Reich, un período tristemente olvidados por muchos otros biógrafos."
        - Jon Oriente, película británica y la televisión productor / director.

W ilhelm Reich (1897-1957), sus colegas, y sus antagonistas, se encuentran entre los grupos más influyentes de la gente del siglo 20. Como parte del movimiento psicoanalítico de Sigmund Freud en Viena, Reich es aclamado como un innovador. Su trabajo más tarde en los Estados Unidos lo llevó a un final ignominioso, cuando murió en una prisión federal. Autor e investigador James Edward Martin tomó el tema de la pionera psicoanalítica controversial y científico natural, esperando para refutar las sospechas de Reich que sus detractores eran predominantemente comunistas e incluso espías soviéticos. Esto llevó al autor a archivos universitarios polvorientos en los Estados Unidos y Europa, y para entrevistar a los asociados y familiares de Reich. 

Él también hizo Libertad de búsquedas of Information Act FDA, el FBI y archivos de la CIA, la investigación no sólo a sus archivos en Reich, sino también de sus principales detractores. En este libro, te encontrarás con Karl Frank, el líder de un grupo anti-nazi subterráneo de los alemanes, que se hacen llamar "nuevo comienzo." Frank era un amigo de Reich en Viena en los años 20; Más tarde trabajó para Allen Dulles Oficina agencia de inteligencia de Servicios Estratégicos. Fue Karl Frank, quien confirmó a Reich que Mildred Edie Brady, el instigador de la persecución del Reich de la FDA, era en realidad un agente soviético plenamente comprometido. Vas a escuchar las conversaciones con Michael Straight, quien era el editor del artículo de Mildred Brady en "The New Republic" revista. 

Usted escuchará su explicación de su pasada participación enredado con una guarida notoria de lunares soviéticas, la red de espionaje Cambridge Five que incluía Anthony Blunt, Kim Philby, Donald Maclean y Guy Burgess. Usted aprenderá cómo los agentes de Stalin usan las propias técnicas de Reich de análisis de los personajes de una manera perversa, con el fin de encontrar ganchos psicológicos en la mente de las personas inocentes, conforme a el hilo rojo de la conspiración. Verás lo que Mildred Brady, una animadora de la plaga emocional, le hizo a su propia hija. Podrás viajar a Arizona, y visitar los lugares donde Reich realizó su medicina atmosférica, bajo las narices de los funcionarios en el centro de la modificación del clima del gobierno, el Instituto de Física de la Atmósfera. 

Te unirás a Albert Einstein en Princeton cuando pruebe los descubrimientos de Reich, los confirma experimentalmente pero no recurrir a ellos. Te encontrarás con el famoso Dr. James E. McDonald y sus colegas en la Universidad de Arizona, sobre el trabajo innovador de McDonald sobre la modificación del clima y la investigación OVNI - fue uno de los primeros científicos de corriente para dar la alarma sobre una cubierta de gobierno  

Wilhelm Reich y la Guerra Fría está excepcionalmente bien documentados con numerosas citas, en una edición totalmente indexada incluye un apéndice con documentos recién descubiertos a partir de los archivos de la FDA y el FBI, condenatorios perseguidores de Reich. 420 pp.   



lunes, 15 de septiembre de 2014

Conseguir que el animal humano acepte su propia naturaleza

Wilhelm Reich: "Conseguir que el animal humano acepte su propia naturaleza"


por Xavier Serrano
El 3 de noviembre de 1957 moría en prisión en Estados Unidos Wilhelm Reich, psicoanalista, creador de la teoría del orgón, marxista convencido, que también fue reformista político y pionero de la psiquiatría social. Su compleja personalidad ha sido objeto de toda suerte de calificativos, desde el de loco paranoico al de degenerado sexual. A los veinticinco años de su muerte, su figura sigue siendo controvertida pero no ha caído en el olvido.
El doctor Reich es conocido en nuestro país tan sólo en algunos círculos intelectuales y clínicos, y bajo la visión parcial de su labor como reformista político o como sicoanalista. Las personas que hemos profundizado en su trabajo, no sólo por medio de la investigación intelectual (cosa ya difícil si vemos que más de la mitad de su obra está en microfilmes en inglés y alemán), sino también habiendo realizado nuestro análisis didáctico, sabemos que Reich podrá ser diana de críticas, por lo conflictivo de alguna de sus tesis, y lo novedoso de otras, pero también sabemos que las difamaciones de degenerado sexual o deloco paranoico recuerdan a un proceso de la inquisición, y fueron fruto de las envidias y de la oposición a Reich de unos y de la falta de conocimientos objetivos de otros.En su evolución biográfica, podemos observar una constante tendencia a la creatividad, tanto en su trabajo clínico como en su labor de investigador. Desde 1922, fecha en que termina sus estudios de medicina y se especializa en neurosiquiatría con maestros como Paul Schilder y Wagner Jauregg, comenzará a ejercer como psicoanalista clínico, a nivel privado, y en la policlínica psicoanalítica de Viena, donde en 1928 llega a ocupar el cargo de director (Reich ingresa en la Asociación Psicoanalítica Internacional en 1919). Nombrado también en este mismo período (1924-1930) director del Seminario de Técnica Psicoanalítica, pasa a formar parte del Instituto Psicoanalítico de la ciudad donde ejerce una gran influencia como docente en la didáctica de los futuros analistas. Publica diversos artículos sobre sexualidad, genitalidad, la teoría de los impulsos, y libros como La función del orgasmo y Psicoanálisis y materialismo dialéctico. Conocedor de la obra de Marx, con una fuerte inquietud social y afiliado al partido comunista austriaco, funda con otros colegas varios centros de higiene sexual.
De 1930 a 1933 residió en Berlín y participó en la formación de un grupo de psicoanalistas marxistas, entre los qué se encontraban S. Berrifeld, E. Fromm y O. Fenichel, desarrollando durante estos años su concepto de coraza carácter muscular. Afiliado al partido comunista alemán funda la organización Sex-Pol (Sexología-Política), que aglutinó a más de 40.000 personas. Con la subida de Hitler al poder, los nazis confiscan toda su obra y Reich tiene que huir de Berlín.
En 1933 residirá en Dinamarca y Suecia, y en ambos países no se le ampliará el permiso de residencia por considerarlo "molesto con sus artículos". Fue entonces cuando, por invitación del profesor Schjeldurup, director del Instituto de Fisiología de la Universidad de Oslo, marcha a Noruega, donde permaneció hasta 1939, para dar cursos de análisis caracterial.
También realizó una amplia labor de investigación de los movimientos protoplasmáticos de los protozoos, que le llevaron al descubrimiento de los biones, vesículas de energía que participan en el paso de la no-vida a la vida.
Etapa americana
En 1939 es invitado por el doctor Teodore Wolfe (especialista en Medicina Psicosomática) a dar clases en la New School for Social Research de New York como profesor adjunto de Psicología Médica, y ante la falta de perspectivas de que el Gobierno noruego le diese el permiso de residencia definitivo, marcha a Estados Unidos, donde residirá hasta su muerte, en 1957.
Todo el período que Reich reside en América, primero en Forest Hills, y después en Maine (cerca de Canadá), continuará su trabajo clínico y biológico, siendo el hecho más importante el descubrimiento, de la energía orgánica, o energía vital, en 1939. En 1954, por tercera vez en este período, Reich es detenido, en esta ocasión por un organismo de control de fármacos, y acusado de vender los acumuladores de orgon sin licencia. Tiene que pagar una fuerte multa y destruyen todos los aparatos, e incineraron todos sus libros y escritos públicamente.
En plena caza de brujas, como podemos ver en la película The front,cualquier justificante era válido para quitarse de en medio a los rojos, y Reich fue uno de sus chivos expiatorios. Después de diversos procesos Reich es condenado, junto al doctor Michael Silvert (obstetra y colaborador de Reich) a dos años de cárcel y a pagar otra fuerte multa que impide la continuación de las investigaciones orgonómicas durante varios años. El encerrar a Reich, con su gran vitalidad y su necesidad de acción, -como él preconizó- era su muerte. Y así fue. Reich muere en la prisión de Feniswurg el 3 de noviembre de 1957 y su última obra que sobre orgonomía estaba escribiendo desaparece entre las rejas.
Si realmente hubiera estado loco y lo que decía no tenía sentido, ¿por qué tanto complot a su alrededor? Es paradójico observar cómo el motivo de su muerte viene legalizado y siendo fruto de beneficio capitalista en la actualidad.
En toda la amplitud de su obra e observa siempre un mensaje central, que se va ampliando y relacionando creando un núcleo homogéneo, del que parten muchos caminos. Podríamos resumirlo así:
El organismo desarrolla su vitalidad en base a la existencia de una buena pulsación biológica (contracción-expansión) y en un buen equilibrio del sistema nervioso vegetativo (SNV), que regula todos los movimientos involuntarios del cuerpo (corazón, respiración, función sexual...). Este equilibrio, por el cual la energía fluye libremente por el organismo se mantiene si existe la capacidad orgástica, es decir, la capacidad de abandono y de descarga sexual total en el momento del abrazo genital.Este acto de morir placenteramente en el otro posibilita el renacer y el paso a la nueva actividad natural. La función del orgasmo (tensión-carga-descarga-relajación) cumple así, pues, un papel máximo en la obra de Reich. Por medio de esta mantenemos una autorrelajación energética que permite estar en contacto con nosotros mismos y con la realidad y teniendo la capacidad biológica (no la social) para la libertad y para la gestión de nuestra vida. Para poder alcanzar esta capacidad orgástica debe de haber un buen desarrollo de la sexualidad pregenital e infantil. La labor profiláctica de la orgonomía actúa en este sentido.
Pero desde la formación de las sociedades patriarcales, el desarrollo del animal humano no ha sido éste. Las relaciones se han basado en la represión sexual, en el castigo como medio de integración sexual, perdiéndose el contacto con la propia naturaleza animal y destruyendo así la capacidad natural de autorregularse. Toda una cadena de estructuras sociales, mediatizadas por la familia, el médico, el educador y los medios de comunicación de masas actúan para que la interiorización de los mecanismos sociales neuróticos se desarrollen en cada recién nacido.
Este desarrollo de la infancia del niño crea una carencia afectiva y una insatisfacción sexual que está en la base de toda persona que vive en este sistema social, limitando claramente nuestras posibilidades biológicas, nuestra capacidad de placer, y, por tanto, rompiendo el equilibrio vegetativo.
Esta falta de autorregulación y el acorazamiento caracteromuscular son los máximos protagonistas causantes de la enfermedad y el sufrimiento (el cual no es innato a la naturaleza humana, sino consecuencia del atrofiamiento de las funciones naturales).
Así, las biopatías (nombre dado por Reich a las enfermedades funcionales) son el fruto de este desequilibrio del vegetativo, de esa falta de pulsación vital, que viene manteniendo por la inspiración rónica (no sabemos respirar) que ocasiona una falta de oxigenación celular, una degeneración en los tejidos y, cómo consecuencia, en algunos casos, trastornos que pueden ir desde un asma, un prurito o una depresión hasta una arterioesclerosis o el cáncer, dependiendo de la estructura e historia particular de cada sujeto.
Como vemos, la psicología, la sociología y la biología se funden en una sola ciencia sustentada por una visión funcionalista, unitaria y materialista de las cosas.

sábado, 6 de septiembre de 2014

Terapias NEO REICHIANAS Una mirada sobre la bioenergética-

El envión de la bioenergética

Una sesión de análisis bioenergético es un mix entre el lenguaje verbal y el corporal donde se busca un movimiento sutil, como de vibración, y no la violencia y la dislocación del cuerpo.
por Sandra Chaher 

¿Por qué alguien elegiría una terapia neo-reichiana para ventilar los laberintos cerebrales? ¿Porque, después de años de psicoanálisis y alternativas new age, hay ganas de poner la mente y también el cuerpo en remojo? Es posible. Pero las terapias neo-reichianas (derivadas de Wilhem Reich, discípulo díscolo del padre Freud) no son nuevas en Argentina. Hace al menos 15 años que hay especialistas en estas disciplinas. Sin embargo, en los últimos tiempos suena la palabra bionergética, la versión americana del “neo-reichianismo”. 


Muchas veces es asociada a algo trucho. Es verdad, el olfato popular no se equivoca. Pero también hay profesionales que estudian, se forman y desafían la tradición de “Buenos Aires Capital Mundial del Psicoanálisis” (podio compartido, como se sabe, con Nueva York). El creador del análisis bioenergético fue Alexander Lowen, norteamericano nonagenario paciente de Reich cuando éste emigró a Maine. Lowen era profesor de educación física, Reich lo mandó a estudiar medicina, y al compás del siglo pasado difundió la más extendida mundialmente de las terapias neo-reichianas. “Reich habla de reflejo del orgasmo, algo más general que el orgasmo sexual, se refiere al movimiento energético que se da cuando el cuerpo está desacorazado; las corazas son un sistema de defensas que bloquea el pleno placer. Cuando Lowen hizo su terapia vio que él había llegado a ese nivel pero no lo mantenía, entonces pensó que era muy ambicioso y poco realista creer que uno puede estar sin ninguna forma de tensión en el cuerpo dada la sociedad en que vivimos. Y comenzó a desarrollar otro concepto, enraizamiento o grounding: cómo adaptarse activamente a la realidad. Lo hizo mostrando el importante uso que tienen las piernas y la estructura pélvica en lo cotidiano. Las piernas nos llevan, nos permiten pararnos y posicionarnos frente al mundo. Se busca que la persona esté lo más contactada posible con la realidad, partiendo de la base de que muchos de los problemas vienen de la desconexión con la realidad externa e interna.” Liliana Acero es doctora en Ciencias Humanas (tiene un título de grado en sociología y algunos años de estudio en psicología) y trainer nacional de Análisis Bioenergético, un diploma que se da en las filiales de las escuelas del International Institute for Bioenergetic Analysis (IIBA) que fundó Lowen. Es presidenta de la Sociedad de Análisis Bioenergético de Argentina (Sabra), una de las dos filiales del IIBA en el país (la otra es el Instituto Argentino de Análisis Bioenergético). 

En Sabra hay que estudiar cuatro años para alcanzar el primer nivel: analista bioenergético. Los postulantes tienen que tener alguna carrera de grado afín (psicología, medicina, u otras) pero se hacen excepciones con personas con aprendizaje informal profuso y vinculante. Acero es además trainer internacional en Biosíntesis y preside también la Fundación Centro de Biosíntesis, otra de las líneas derivadas de Reich (con especial arraigo en Europa). Para obtener el título de analista en Biosíntesis se necesitan cinco años. “Pero en ambos casos hay una carrera que incluye por lo menos cuatro o cinco niveles más. Para trainer internacional tenés que tener unos quince años de experiencia. Y los años de la formación de grado son relativos, porque además de las clases hay supervisión y terapia. Porque para trabajar tus propias corazas, para que después puedas entender, resonar con el otro, tenés que tener bastante trabajo encima, sobre todo porque el instrumento de detección es el cuerpo, no sólo la palabra. Y la percepción, los sentidos, tienen que estar muy desarrollados para hacer esto, limpios de la historia personal.” 

Una sesión de análisis bioenergético es un mix entre el lenguaje verbal y el corporal. “Debido a ese entrenamiento largo nosotros tenemos incorporado en nuestro cuerpo el análisis del lenguaje del cuerpo del otro. Mientras la persona habla uno va percibiendo sus sensaciones y registrando los gestos, la mirada, el lenguaje corporal, que es el que está grabado estructuralmente en el cuerpo, no las posturas que cambian temporalmente. Durante la sesión vas a hacerle alguna referencia a esto.Una de las principales cosas que observamos es la escisión entre el amor y la sexualidad, que pone en juego no sólo el funcionamiento del amor sino también del trabajo de la persona. Pero la sesión empieza verbalmente, porque la historia es tan importante como en el psicoanálisis.” El aspecto corporal de la bioenergética se sintetiza en ejercicios físicos, respiratorios, y “de toque” entre paciente y terapeuta. “El contacto espalda con espalda, por ejemplo, puede hacerle sentir su columna como algo que lo yergue en el mundo, el soporte que no tuvo, y así recuperar su soporte interno”.
“La prueba más palpable de que estás con un bioenergetista es esto –dice Acero señalando su diploma encuadrado sobre un aparador–, y en Argentina no debe haber más de ocho personas formadas en las escuelas de Lowen. A mí me llegó mucha gente descompensada por malas experiencias. Hay un ejercicio, por ejemplo...” Se levanta, flexiona apenas las piernas y deja colgar el cuerpo hacia adelante, con las manos casi tocando el suelo, las piernas vibran levemente. “Cuando el movimiento del cuerpo es sutil decimos que está vibrando. Pero cuando es violento y dislocado hay falta de contención del terapeuta, la persona está como sin forma y los que no saben incentivan a hacer ese tipo de cosas, a ‘hacerlos actuar’ decimos nosotros. Y el cliente tiene que ser muy cuidadoso, porque nosotros trabajamos con un elemento muy poderoso de transformación que es el cuerpo, no sólo porque el cuerpo se transforma, yo calzo dos números más que cuando empecé análisis bioenergético, sino por las resonancias que eso genera.”

domingo, 13 de julio de 2014

¿QUÉ ES LA ORGONOMÍA?

El siguiente artículo fué publicado en el primer número de la revista de sciences orgonómiques  por el Dr. Elsworth F. Baker. Este material forma parte del fondo documental de la Fundación Wilhelm Reich. Creixell ( Alt Empordà). El  original está escrito en frances.



¿QUE ES LA ORGONOMIA?

Doctor Elsworth F. Baker
Medico orgonomista y psiquiatra
Presidente-Fundador del Colegio Americano de Orgonomia, Nueva York

La Orgonomía es la ciencia de las leyes funcionales de la energía orgónica cósmica, la energía primordial de todo lo que vive. Esta energía se ha llamado “orgone”, a partir de las palabras organismo y orgasmo. Ella se encuentra en todo, es una parte integrante de toda la naturaleza, desde la más pequeña cosa viviente hasta el universo que nos envuelve. Es una energía primaria, pre-atómica y no es una energía secundaria que deriva de la materia, como es el caso de la electricidad o lo rayos X. La ciencia clásica no conoce más que las energías secundarias, esto es así porque hace iniciar toda vida a partir de los átomos de hidrógeno y los considera los componentes de base, la estructura del universo. Pero los átomos de hidrógeno, ellos mismos están compuestos de energía- la energía primordial exenta de toda masa que los precede- que no es otra que la energía de orgón cósmica, el fundamento de toda la naturaleza. Es a partir de esta energía primordial que toda cosa evoluciona, por consiguiente, encierra ciertamente el potencial de todo lo que viene después de ella, es decir: la vida, la inteligencia y las emociones.

Para comprender mejor esta energía orgónica y la orgonomía, es necesario mirar nuestro mundo y concebirlo de una forma totalmente nueva. Queremos decir que es necesario pensar en armonía con las funciones de la naturaleza, antes que agarrarse a concepciones rígidamente clasificadas, típicas del hombre mecanicista, o de agarrarse a visiones místicas según las cuales fuerzas sobrehumanas gobiernan el cosmos.

Sólo hay una sola energía de la vida y es aquella que está en la base de todo proceso físico primario en el universo. Esta energía tiene características físicas y funciones bien distintas.

La función más fundamental en la naturaleza es la SUPERPOSICION: cuando dos corrientes de energía se superponen forman la materia (como evidencia la forma en espiral de las galaxias; cuando dos criaturas vivas se superponen (el abrazo sexual) una nueva vida emerge. Una segunda función básica es la PULSACION. Se puede observar muy fácilmente en todo lo que vive: el corazón, los pulmones, el pulso; pero también los objetos inanimados tienen una pulsación y la tierra también. Una tercera función fundamental es la CONVULSION ORGASTICA, Esta función es específica del ser vivo. La energía se acumula en el organismo gracias a la absorción del alimento, de los líquidos, del aire y también gracias a la absorción directa por la piel. El cuerpo descarga la energía por medio de la actividad física e intelectual, de la expresión de las emociones, por la expulsión de las excreciones y por la transformación en calor corporal que irradia a su alrededor. El cuerpo se sirve igualmente de esta energía para el crecimiento y la agota con la enfermedad. Normalmente, acumulamos más energía de la que utilizamos. A la larga este excedente de energía debería hacernos crecer sin parar o hacernos explotar. El exceso de energía debe, por consiguiente, ser descargado a fin de que su metabolismo sea equilibrado y el nivel de energía constante. Esta descarga tiene lugar en intervalos más o menos regulares, gracias a la convulsión orgástica de nuestro organismo pleno y de nuestro sistema biológico y plasmático. Esta es la función del orgasmo, la función-clave que regula el metabolismo de nuestro cuerpo, de la que depende, a fin de cuentas, nuestra salud emocional.

La orgonomía abraza diferentes ramas de la investigación en varia áreas y ha respondido ya a un buen número de preguntas que intrigan a los hombres de ciencia desde hace siglos. Cuestiones tales como: ¿Por qué los cuerpos celestes giran sobre ellos mismos? ¿Qué es lo que mantiene unidos las galaxias y el sistema solar? ¿Continuará el universo su expansión indefinidamente?

La orgonomía ofrece una nueva comprensión de los fenómenos sociales y políticos. Su interés por los niños la conduce a nuevas aproximaciones para la prevención de enfermedades consideradas emocionales. La energía es- para la orgonomía- el factor decisivo del estado de salud como de toda enfermedad. La orgonomía utiliza técnicas que permiten la eliminación de la energía estancada en el cuerpo y utiliza también técnicas que permiten la modificación de fuerzas en acción en el proceso atmosférico.

En orgonomía, hay cuatro disciplinas principales, todas de igual importancia en el estudio de la naturaleza y en la búsqueda de las funciones de la energía orgónica: la física, la biología, la medicina y las ciencias sociales. Todas estas disciplinas contribuyen ampliamente a la afirmación de la vida que es el principal objetivo de las ciencias orgonómicas

miércoles, 24 de agosto de 2011


GLOSARIO ORGONOMICO ( S - T- V )

S

Salud: equilibrio psicofísico debido a la libre circulación de la energía orgónica libidinal en el organismo. Sinónimo de potencia orgástica.

Segmentos de la coraza: el cuerpo está funcionalmente dividido en siete segmentos: ocular, oral, cervical, torácico, diafragmático, abdominal y pélvico. Cada segmento tiene la función de expresar o reprimir las emociones que le son propias.

Sensaciones cósmicas: sensación de ser parte de la naturaleza y del universo. Las sensaciones cósmicas son debidas al vínculo que existe entre nuestro origen biológico y nuestro origen cósmico. El deseo de pertenecer al cosmos (“anhelo cósmico”) es el arranque de nuestra energía hacia al océano cósmico de donde provenimos y de donde formamos parte.

Sensaciones físicas: son una función de la excitación del protoplasma: cuanto más fuerte sea la excitación, más intensa será la sensación (deflexión positiva: placer, alegría; deflexión negativa: angustia, depresión, etc.).

Sensaciones orgonóticas: debidas a la percepción del flujo de energía vital en el interior del organismo.

Sexofobia: la actitud dominante de la humanidad frente a la sexualidad natural (genitalidad) de los niños y de los adolescentes. Represión sistemática de toda expresión vital espontánea.

Simpaticotonía: estado crónico de excitación del sistema simpático debido a la angustia crónica. Síntomas: posición inspiratoria del tórax, bloqueo emocional, coraza, impotencia orgástica.

Sistema orgonótico: todo sistema vivo está constituido de un núcleo bioenérgetico (que posee un quantum de energía orgónica), una membrana periférica y un campo energético alrededor.

Superimposición orgonótica: fusión de dos sistemas orgonóticos. La dirección de la excitación de uno de los dos se vuelve idéntica a la del otro. Las ondas orgonóticas convergen y su energía se fusiona: la energía de uno fluye por el sistema energético del otro y la acción es reciproca. La energía orgónica desprovista de masa sobrepasa los límites del individuo.

T

Tetania: contracción del cuerpo producida por una sobrecarga de energía. En ocasiones se produce por un mal manejo de la técnica orgonómica.

Tetania anorgonótica: grado extremo de contracción producido por una sobrecarga energética a la cual el organismo no está acostumbrado.

Trampa: la condición neurótica en la cual vive la mayor parte de los seres humanos. La relación que existe entre la coraza del hombre y las instituciones sociales que a su vez refuerzan su acorazamiento.

V

Vagotonía: estado de hipertensión crónico (bloqueo de la pulsación en fase de expansión).

Vegetoterapia caracteroanalítica: al descubrir el reflejo del orgasmo, en 1935, Reich desplazó el trabajo caracteroanalítico hacia el dominio de lo somático, incluyendo el cuerpo humano en el análisis. Esta nueva técnica que utilizó con algunos de sus analizados en Oslo influía sobre la neurosis caracterológica en el dominio fisiológico. Ola Raknes fue su principal discípulo en los países escandinavos donde algunos psicólogos todavía siguen utilizándola.


Nota: El glosario que hemos publicado pertenece al libro: FRIGOLA,C. ( 2004) Primeros Auxilios Emocionales. La Revolución Sexual para el siglo XXI y el legado de Wilhelm Reich. Barcelona. Laertes.
Tambien lo podeis encontrar en la página web de la Fundaciónhttp://www.wilhelm-reich.org/

s


GLOSARIO ORGONÓMICO ( P - R )

P

Parasimpático: parte del sistema nervioso vegetativo autónomo cuya excitación produce la expansión del organismo.

Parestesias: sensaciones que llevan al bloqueo de la energía a cierto nivel (picores, hormigueos, sensaciones de arañazos sobre la piel, etc.).

Plaga emocional: biopatía crónica del organismo acorazado que tiene una carga energética muy elevada y un bloqueo pélvico incurable. Es una manifestación del carácter patológico que sólo funciona con los impulsos secundarios que están en sintonía con el Yo. Estos impulsos se encuentran fuertemente racionalizados y por lo tanto inmodificables por la terapia. Se manifiesta en la escena social como difamación, extorsión, manipulación, inquisición, hitlerismo, KKK, estalinismo, fundamentalismo, mafia, terrorismo, etc. Representa el efecto devastador que el carácter patológico ejerce sobre la sociedad. Actualmente, la plaga emocional toma el disfraz light de lo “políticamente correcto” del marxismo cultural que surgió tras la caída del muro de Berlín en 1989.

Potencia orgástica: capacidad de abandonarse completamente a las convulsiones involuntarias (sin inhibiciones, ansiedad o fantasías) y descargar completamente la excitación sexual acumulada. El impulso de erección y la capacidad de eyaculación, aunque indispensables, no son más que las premisas de la potencia orgástica.

Pregenital: desarrollo de un individuo hasta el estadio precedente a la primacía genital.

Primacía genital: estadio del desarrollo psicosexual que se alcanza después de haber superado el complejo de Edipo. La identificación psicosexual y las relaciones del objeto son sólidas. El orgasmo está asegurado por el contacto genital heterosexual; las zonas pregenitales no tienen un rol más que en los juegos sexuales preliminares. Sinónimo: salud física y mental, impulso orgástico.

Pulsiones primarias: Las expresiones naturales del cuerpo y del comportamiento que tienen su origen en el núcleo biológico.

Pulsiones secundarias: pulsiones que tienen su origen en el núcleo biológico y que son deformadas por la coraza. Las pulsiones secundarias son patológicas y asociales.

Punto de luminación: nivel máximo alcanzado por la excitación energética libidinal antes de ser descargada.

Reflejo del orgasmo: reflejo biológico involuntario que tiende a acercar las dos extremidades del organismo. Este reflejo está ausente en la mayoría de los seres humanos, pues la civilización suprime la genitalidad en los niños y los adolescentes. Fuertemente excitado y a través de una convulsión dulce, unitaria, involuntaria y armoniosa, el organismo tiende a acercar- como si quisiera unirlas- las zonas erógenas del cuerpo (la boca y los órganos genitales). Se observa en las mujeres durante el parto natural y en la etapa final de la terapia orgonómica.

Reflejo pélvico: inflexión de la pelvis hacia delante al final de la expiración. Se observa en el proceso del parto natural.

Retraimiento plasmático: descenso gradual del nivel de energía debido a enfermedades como la depresión o el cáncer.


N

Neurosis: suma de todas las inhibiciones crónicas de la excitación sexual natural. Enfermedad endémica y epidémica debida a un trastorno de la función del orgasmo y la ausencia de la genitalidad.


Núcleo biológico: es el origen del orgón biológico (libido) que al recorrer el organismo da lugar a las emociones y a las sensaciones vegetativas. El núcleo biológico es el sistema neurovegetativo de donde parten los estímulos involuntarios necesarios para el funcionamiento del organismo.

O

Orgasmo natural: descarga del excedente de energía biológica por medio de convulsiones globales, involuntarias y agradables del cuerpo en el acmé del abrazo sexual, pérdida de la conciencia y fusión con el cosmos (sinónimo; orgasmo genital).

Orgasmo oral: fibrilación de los músculos faciales, de la lengua y de la mucosa oral rodando los ojos hacia atrás (pérdida de visión binocular). El orgasmo oral es confundido a menudo con la epilepsia por la pediatría y la psiquiatría. Por regla general ocurre en los bebés que han nacido de parto natural vaginal.

Orgonidad: es la cantidad de energía libidinal presente en el organismo (grado de carga orgonótica).

Orgonomía: la ciencia natural de la energía orgónica.W.Reich, al separarse del movimiento psicoanalítico, fundamentó la Ciencia Orgonómica.

Orgón terapia psiquiátrica: tratamiento de las enfermedades: neurosis, psicosis, enfermedades “psicosomáticas” a través de:

1. el ataque directo sobre los puntos de tensión muscular, y

2. la interpretación analítica de las resistencias caracteriales.

Orgonótico: la calidad de la orgonidad de un organismo vivo. La calidad de la energía libidinal en el cuerpo humano

Orgonotropismo: tendencia innata de ciertos organismos (animales, plantas, etc.) de orientarse hacia una fuente de radiación más fuerte que el orgón atmosférico circundante. A nivel social, el liderazgo sobre la psicología de masas.

Orgónterapia física: aplicación de la energía orgónica concentrada con el fin de aumentar las resistencias bioenergéticas naturales del organismo contra la enfermedad (acumulador de orgón, cataplasmas de arcilla, baños, curas balnearias. Etc.)
Fuente: La ciencia perdida